CURRICULUM IV - IBIZA 6. Gregorio Paniagua

IV – A la edad de cinco años, en 1949, Gregorito era conducido en volandas a la carrera de la mano de su madre Carmela,  desde el portal de la calle Ibiza 6 a la parada terminal del tranvía 71 ó 72 en Lope de Rueda. El infante fijaba su vista con curiosidad y atención en las muletas de un pobre mendigo cojo, recostado en la pared de un edificio. A sus 17 añosestudiando el primer curso de la carrera de Medicina un buen día bajó a la calle corriendo y se dirigió a una mercería donde adquirió una toquilla nueva de color gris verdoso de mujer anciana; esta toquilla que le servía para abrigarse los hombros mientras estudiaba la denominó: “la pobreza”. Su querido padre, el Doctor Don G.P.R., le visita en su cuarto y sorprendido ríe y le pregunta: “pero Gregorito ¿pero qué es esa indumentaria?”, a lo que el estudiante respondió : “la pobreza”…Papá carcajeaba lléndose, asintiendo y comprendiendo que aquello era un disfraz de la pobreza.

Gregorio desde su adolescencia estaba obsesionado por residir un día en un Monasterio secular rodeado de silencio, que es la esencia y sustancia donde es posible construir una sui generis estructura musical en cualquier composición que no adolezca de dignidad. En sus conciertos recopiló pequeñas piedras monásticas de muy diferentes lugares halladas en ruinas escombreras, coleccionadas como piedras de Fé para en un tiempo venidero construir su Monasterio secular; si bien, en 1983 hubo de conformarse con adquirir una cáscara hueca, como escaramujo de cangrejo ermitaño, instalándose en la noble casa de montaña diseñada por el arquitecto Durán de Cotes para Don Benito Delgado, Industrias eléctricas y Familia.

GREGORIO PANIAGUA